Los 12 pilares básicos para ser más masculino

Artículo actualizado en agosto, 2020

Casi el ochenta por ciento del profesorado está compuesto por mujeres.

Más del cuarenta por ciento de los niños son criados por madres solteras.

Figura femenina

Esto quiere decir que casi la mitad de los niños crecen con una influencia mayoritaria o completamente femenina en casa y en el colegio.

A los hombres jóvenes se les enseña que la feminidad es “mejor”, o más deseable y saludable que la masculinidad.

Se les enseña que la buena forma física no es importante en el mejor de los casos, o que es directamente “tóxica” en el peor de los casos.

Cuanto más femenina sea la actitud de los jóvenes, más se les recompensará por ser “buenos” y por dejar de lado la “maldad” de la masculinidad pendenciera, enérgica y ruidosa.

A medida que crecen, se les enseña que deben someterse a sus esposas, y que deben “preguntar a la jefa” antes de hacer algo por sí mismos. Si no, son “tóxicos” o abusivos.

¿Cómo ser más masculino?

Cuando los hombres (o en realidad, los machos de cualquier especie) se ven a sí mismos en los estratos inferiores de la sociedad, no hay una forma evidente de mejorar esa situación.

A menudo, eso hará que reincidan en un comportamiento más violento.

El feminismo tóxico es mortalmente real.

Levanta pesos

Hombre cargando cajas

Levanta cosas pesadas a diario.

Busca en Internet cómo hacerlo de forma adecuada para que no te lesiones. Si empieza a parecerte demasiado fácil, añade más peso.

¿Por qué hacerlo?

No lo hagas para mejorar tu fuerza física o para tonificar tus músculos, sino porque hará que te sientas mejor.

Evita por completo el alcohol

Confía en mí. Te sentirás mejor desde el punto de vista físico y mental.

Hombre rechazando trago

Ten cuidado con los consejos

Hombres hablando

Buen hombre

Muchas veces habrá personas con buenas intenciones que te dirán que la mejor forma de ser un “buen hombre” es ser menos masculino y rechazar los valores masculinos.

Dirán que la testosterona es destructiva y violenta.

Pero si quieres saber cómo ser más masculino, debes empezar por ignorarles.

¡La testosterona y la masculinidad natural son cosas buenas!

Nunca infravalores a los hombres de tu vida

Padre hijo felices

Ten en cuenta

Es probable que conozcas a un hombre que ha trabajado duro y que se ha sacrificado por amor y respeto hacia ti.

Es posible que incluso sientan que su finalidad en la vida es sacrificarse en nombre de las mujeres, o hacer lo que las mujeres les ordenan.

Pues bien, debes agradecerles su perseverancia.

Necesitan que les aprecies.

Estate atento a los hombres desesperados

Hombre capucha sospechoso

Es difícil encontrar a un hombre que parezca estar desesperado, pero están ahí.

Agradece a los hombres de tu vida por haber trabajado tan duro para proteger a las personas importantes para ellos. Que sepan que los valoras.

Cuidado con los contenidos que ves

Hombre viendo tv

Mala representación

Deja de ver cualquier serie o televisión que represente a los hombres como desechables, o como herramientas para el beneficio de las mujeres.

Este tipo de representación de los hombres es despreciable, dañina y (por desgracia) omnipresente.

Hace que los hombres se sientan deprimidos, y provoca las altas tasas de suicidio a las que se enfrentan los hombres en la actualidad.

Dale las gracias a un hombre. Es posible que lo necesite.

Cuidado con los alegatos emocionales

Mujer cotilleando con hombre

Ten cuidado con quienes quieran dejar de tratar a los hombres de forma justa, de forma que la vida de un hombre se pueda destruir con mayor facilidad y rapidez.

Todas las personas, sin importar lo despreciables que sean los alegatos que se hacen en su contra, merecen una oportunidad justa.

La testosterona es buena

Hombre fuerte espalda

Los hombres con menores niveles de testosterona son más depresivos, ansiosos, irascibles y propensos al ataque.

La testosterona no es violenta.

De hecho, es su carencia la que puede ser destructiva.

Importante papel

Así que para saber cómo ser más masculino, debes recordar que la testosterona juega un papel en el desarrollo y la salud masculina, tanto física como mental. Y los problemas de salud masculinos son importantes.

Detén el femsplaining

Hombre y mujer hablando

Una mujer no puede enseñarte cómo ser un buen hombre.

¿Cómo podría hacerlo? ¿Por qué habría que esperar que las mujeres supieran cómo hay que ser un buen hombre, o que fueran capaces de enseñar tal cosa? Los hombres también merecen sus propios espacios.

Elige a tus amigas con cuidado

Hombre hablando con mujeres

Un hombre sabio debe elegir con cuidado a las mujeres de su entorno.

Una mujer con la motivación adecuada (o inadecuada) puede decidir que quiere arruinarte la vida acusándote de algo horrible.

Así que no te acerques a este tipo de mujeres.

No pasa nada por ser un hombre

Padre hablando con hijo

Asegúrate de que tus hijos sean conscientes de esto.

No hay nada de malo en ser un hombre.

Precisamente, ésta es una de las claves de cómo ser más masculino.

¿Cómo actuar?

La masculinidad no es inherentemente dañina ni tóxica, pero intentar suprimirla sí que lo es.

Celebra los ideales masculinos

Hombre e hijo puesta de sol

  • Trabajo duro.
  • Honor.
  • Fidelidad.
  • Perseverancia.
  • Fuerza.

Si conoces a un hombre que persiga estos ideales, agradécele su lucha diaria.

Educa a los jóvenes y los niños para que emulen a estos hombres.

Hay algunos cuya sangre, sudor y lágrimas permiten construir civilizaciones.

Cómo ser más masculino

Hombre joven pensando

Poco a poco, los ideales del racionalismo y la ciencia están perdiendo terreno en todo el mundo.

Hoy en día, existe la noción de que hay ciertas verdades, fuerzas y misterios que van más allá de la lógica y la evidencia empírica.

Durante demasiado tiempo, hemos rechazado la sabiduría intuitiva y emocional del subconsciente, un tesoro de conocimiento profundo que no se puede explicar usando palabras sencillas, sino que hay que transmitirlo (como hicieron nuestros ancestros) mediante viejas historias y mitologías.

Porque las mitologías no son sólo un estudio de la historia o la literatura, sino que son una reflexión sobre el alma del hombre.

Arquetipos

Fue Carl Jung quien propuso de la mente humana, o psique, no es el producto exclusivo de la experiencia personal, sino que contiene elementos que son universales y comunes a todos.

Llamó a estos elementos arquetipos, y llegó a la conclusión de que es su influencia en el comportamiento y el pensamiento humano lo que provoca las similitudes que hay entre los mitos y las religiones de culturas diferentes.

Los arquetipos revelan la existencia de una memoria universal que pertenece al hombre, a través de la cual los elementos de la historia humana se han fusionado y avanzado para formar la psique humana.

Inconsciente colectivo

Jung llamó a esta memoria el inconsciente colectivo.

Es la fuente de toda la historia humana, la inspiración de todas las religiones y las artes.

También es el motivo por el que distintas culturas comparten historias y mitologías similares.

Los arquetipos se extienden más allá de la cultura y las naciones. Son componentes arraigados de la psique que define nuestra naturaleza primordial y prehistórica.

En este sentido, los arquetipos representan las características de la psicología humana que son compartidas y heredadas.

Rey, guerrero, mago y amante

Rey guerrero mago amante

Robert Moore y Douglas Gillette estudiaron, basándose en el trabajo de Carl Jung, la representación de la masculinidad a lo largo de la historia.

Descubrieron que todas las expresiones pasadas de realeza apuntaban hacia estructuras arquetípicas que pertenecen al inconsciente masculino colectivo.

Estas imágenes y arquetipos sirven como reflexión sobre el inconsciente de lo masculino. Nos permiten entender los patrones de la vida que han tenido lugar desde el inicio de la historia humana.

Y, analizando estos patrones, Moore pensaba que podíamos aprender a orientar nuestra masculinidad según los máximos ideales. Esto permite a cualquier hombre saber cómo ser más masculino.

Moore defendía que los problemas que vemos en los hombres actuales (violencia, debilidad, indiferencia) son el resultado de que los hombres modernos no exploran de forma adecuada ni están en contacto con los arquetipos masculinos que residen en su interior.

Sin embargo, no deberíamos imitar un determinado patrón arquetípico o adherirnos a las exigencias de un arquetipo.

Es ingenuo fantasear con los arquetipos, ya que todos somos seres humanos y tenemos una energía única, una conexión con el todo.

Ten en cuenta

Por lo tanto, las expresiones de la masculinidad son tan distintas como los propios individuos.

No hay un único estándar que describa cómo ser más masculino, ni un código o definición que uno deba seguir para ser masculino.

La masculinidad ya está en nuestro interior.

Expresamos su energía con nuestra alma. Y como cada alma es única, la manifestación de energías universales también lo será.

Así que los arquetipos sirven como un espejo para el ego. Nos permiten distinguir nuestra posición en el mundo, ver lo lejos que hemos llegado en nuestro viaje y qué debemos hacer para alcanzar un bien mayor.

Cambiar comportamientos

Al ser conscientes de las energías arquetípicas que hay en nuestro interior, tenemos la oportunidad de reparar lo que está roto y destruir lo que debe ser destruido.

El conocimiento y la sabiduría de las historias arquetípicas nos proporcionan la oportunidad de evitar una posible miseria en el futuro que de otra forma habríamos considerado como una cuestión de destino.

Todos los hombres y las mujeres encarnan estas estructuras de carácter.

De hecho, la masculinidad no está limitada a los hombres.

Sin embargo, sí que hay una polaridad, ya que la mayoría de los hombres son más masculinos que femeninos, y la mayoría de las mujeres son más femeninas que masculinas.

En cualquier caso, estos arquetipos resonarán en ambos sexos, y resultan esenciales si alguien quiere saber cómo ser más masculino.

Rey guerrero mago amante iconos

Moore llamó a los arquetipos masculinos el Guerrero, el Mago, el Amante y el Rey.

Estos arquetipos aparecen en la mitología, el folclore y, en la actualidad, en las películas.

La mayoría de la gente es capaz de reconocer estos rasgos en sus novelas y películas favoritas, porque la industria cinematográfica tiene el instinto de ofrecer obras atractivas para las audiencias modernas mediante la resonancia con su naturaleza primordial.

Estos arquetipos existen en todos los hombres, pero en algunos de ellos resonarán en mayor medida que en otros según la expresión del alma.

Así que son fundamentales para saber cómo ser más masculino.

El guerrero

Hombre calmado

Pues bien, la finalidad del Guerrero es crear y mantener la estabilidad.

El Guerrero utiliza su energía para enfrentarse a amenazas de violencia procedentes del exterior y a amenazas de caos que proceden del interior.

Debe calmar su mundo interior antes de que pueda enfrentarse a los depredadores que acechan en el mundo exterior.

Y con una mente en calma, puede actuar sin dudas ni temor, así como mantener la compostura incluso cuando se enfrenta a una descarga de misiles.

Es su agresividad, su voluntad de actuar, su lucidez mental y su compostura fuerte lo que le permite convertirse en el protector de su comunidad.

El mago

Hombre joven leyendo

El Mago que hay en nuestro interior nos impele a comprender el conocimiento y la verdad oculta.

El Mago tiene los pies en la tierra y en el momento presente. Consume la energía de su cuerpo en lugar de alterar su mente, permitiendo a sus sentidos disfrutar del flujo natural del mundo.

Está en una profunda sintonía con su intuición, y es sensible a su entorno. Detecta las vibraciones de los pensamientos de la gente, y siente el cambio en sus emociones.

El Mago era conocido en tiempos antiguos como el místico, el sabio o el alquimista: personas capaces de canalizar su conocimiento o su talento especial por el bien de la gente.

El amante

Mujer y hombre abrazados

Por otro lado, el Amante es el arquetipo de la emoción, los sentimientos, el idealismo y la sensualidad.

Su corazón está abierto al espíritu del mundo y busca experimentar la mayor cantidad posible de dimensiones de la vida, con la mayor frecuencia posible.

El Amante está en sintonía con las fuerzas misteriosas que subyacen a nuestra existencia cotidiana.

Éste es el arquetipo que alimenta la espiritualidad de un hombre, y en el que reside la energía del amor.

Los destellos de inspiración o las chispas de creatividad que sentimos en nuestro interior son la energía del Amante manifestándose en nuestras vidas.

Es el Amante el que motiva a los hombres a relajarse en sus emociones, a sentir las erupciones espontáneas que ocurren en su cuerpo.

Un hombre que esté en sintonía con su Amante podrá sentir la felicidad y el dolor, así como enamorarse y perseguir la libertad sin limitaciones ni temor.

Según Moore, éste es el arquetipo más reprimido en Occidente.

El rey

Hombre equilibrio cuerda

Un hombre que pueda acceder al arquetipo del Rey en su plenitud también podrá acceder a los arquetipos del Guerrero, el Mago y el Amante.

El Rey es un equilibrio de los otros arquetipos. Dirige y manda sobre estas imágenes para poder ser un canal divino de bondad hacia los que le rodean.

Tiene los pies en la tierra y es decidido, vive con integridad, proporciona orden, protege su reino, inspira la creatividad de los demás (como también hace lo femenino) y bendice las vidas de todos los que le han conocido.

El trono del Rey es el corazón. Es un sirviente de las personas que le rodean, pero no de su egoísmo, de sus necesidades absurdas ni de su voluntad.

En lugar de eso, sirve a un propósito mayor.

Es Dios quien coloca al Rey en su trono. Por lo tanto, el Rey es el mensajero divino y el comandante terrenal de la verdadera palabra de Dios.

Finalidad del Rey

De esta forma, la finalidad del Rey es elevar los otros arquetipos para que alcancen la madurez y la plenitud.

En este propósito divino el que le permite controlar y conectar los cuatro polos de la masculinidad. Por lo tanto, es la clave para saber cómo ser más masculino.

Porque sin la energía del Rey, los otros tres pilares se debilitan y se vuelven frágiles:

“En ausencia del Rey, el Guerrero se convierte en un mercenario, el Mago pasa a ser un sofista (capaz de discutir cualquier postura y de no creer en ninguna) y el Amante se convierte en un adicto”.

“La Nueva Masculinidad: Rey, Guerrero, Mago y Amante” (Robert Moore)

Ahora bien, debes tener en cuenta que la energía del Rey tiene un importante elemento de feminidad.

Si te fijas en cualquier representación del Rey (sobre todo, Jesucristo y Buda), verás que parecen ambiguos en relación a su sexo.

¿Por qué estos hombres parecen mujeres? El ideal más consistente en las mitologías es el equilibrio de lo masculino y lo femenino, de la mente y el cuerpo, de la consciencia y las emociones: la plenitud del propio universo.

Y este ideal se manifiesta en la imagen de un Rey antiguo.

Porque el Rey es quien mantiene una sensibilidad agresiva, una inteligencia humilde, una pasión calmada.

Punto medio

Es el punto medio entre los excesos, que es una de las claves para saber cómo ser más masculino. Esta imagen del Rey es notablemente parecida entre la mayoría de las culturas, tanto pasadas como presentes.

Todos los reyes de los anglosajones, los persas y los indios eran presentados como soldados curtidos en la batalla y maestros creativos con el poder destructivo de la naturaleza.

Sin embargo, también eran vistos como sumos sacerdotes de origen divino y cuidadores de su pueblo.

Éstas son las características de un Rey en su plenitud, uno que haya bailado con los cuatro polos de la esencia masculina.

Por desgracia, los hombres actuales se están entregando a la sombra de estos arquetipos.

De ahí que la palabra “tóxica” se haya atribuido a la masculinidad. Pero si el mundo está envenenado, no es ninguna sorpresa que los hombres también lo estén.

Ahora bien, la masculinidad no es tóxica: la sombra de la masculinidad sí que es tóxica. Y esto es algo que hay que tener en cuenta para saber cómo ser más masculino.

Niño llorando en el suelo

Los niños maltratados, con padres crueles o ausentes, no aprenden a lidiar con el conflicto entre su inconsciente y su consciencia incipiente, por lo que de una forma u otra acabarán siendo adultos violentos.

Estos niños maltratados crecerán hasta convertirse, como escribe Moore, en personas esencialmente inseguras.

No serán capaces de expresar de forma madura su masculinidad, ni podrán superar los impulsos egoístas de los niños.

Por lo tanto, seguirán siendo una presa para las sombras del alma, ya que no serán más que niños fingiendo ser hombres.

Mujer peleando con hombre

Quien se identifica excesivamente con el Amante se convertirá en un Amante adicto.

Será un compañero inseguro y dependiente que buscará constantemente la validación o la atención.

Es posible que incluso su cuerpo se incline un poco hacia delante, como si buscara la aprobación de su madre.

Este hombre no habrá integrado en su carácter la plenitud del Guerrero, es decir, la fortaleza para perseguir su propósito.

Amante impotente

Por otro lado, un hombre desvinculado del Amante será un amante impotente, uno que nunca será capaz de disfrutar de la danza con lo femenino.

Será incapaz de sentir emociones de ningún tipo.

Este hombre estará constreñido y tenso, y su cara podría incluso mostrar signos de cierta presión: la búsqueda constante de su lugar le habrá desgastado.

Hombre mascara

La sombra del Mago es el manipulador indiferente.

Estos hombres usarán su intuición y su intelecto para el mal, en lugar de para el bien general a modo de inspiración e ejemplo.

Este tipo de sombra es especialmente destructiva cuando participa en relaciones románticas, ya que el hombre o la mujer (normalmente el hombre) intentará controlar al otro usando todo tipo de ardides y trucos.

Sin embargo, también se manifiesta en puestos de mucha presión en los que hay mucha competencia, como ocurre con banqueros o políticos.

Por otro lado, quienes rechazan al Mago que tienen en su interior piensan que lo saben todo o fingen no entender nada en absoluto.

Los primeros rechazan al Mago por inseguridad. Los segundos traicionan al mago para poder en encajar en la cultura que les rodea.

Hombre joven gritando enojado

Un hombre que esté demasiado involucrado con su Guerrero rechazará la calidez de la belleza y el amor.

Pensará exclusivamente con la lógica y en términos teóricos, privándose de la experiencia de la naturaleza por haber suprimido a su Amante.

Por otro lado, sin el Guerrero, un hombre está indefenso, se vinculará demasiado a sus vulnerabilidades y evitará reafirmarse frente al mundo.

Este hombre se habrá perdido en las expectativas y los deseos de otros, ya que no sabrá cómo defender con firmeza lo que realmente quiere.

Jefe gritando empleados

Por último, quien se entrega al Rey se convierte en un tirano, que es quien impone su voluntad ante a todo aquél que se enfrente a él.

Es posible que el mundo le parezca una eterna amenaza, por lo que estará continuamente en guardia frente a un caos que se avecina, incluso si no hay un motivo para ello.

Ten en cuenta

Por otro lado, si un hombre reprime al Rey que tiene en su interior, se negará a asumir las riendas de su vida, nunca se atará al presente ni abrazará sus verdaderos dones ni su conocimiento.

El resto de la gente podrá ver su falta de sinceridad: verán su inmenso potencial y su poder, pero también que se acobarda detrás de otros y que nunca acepta ninguna responsabilidad sobre su propósito.

Moore creía que las dos sombras, el exceso y la negación, se coordinan entre sí.

Es raro que un hombre se vea controlado por una y no por la otra. Quien se identifica demasiado con un arquetipo siempre está compensando en exceso una debilidad que ha reprimido.

Sin embargo, quienes rechazan la energía suelen tener cantidades inmensas de ella en su interior, pero se niegan a admitirlo.

Debajo de todos los tiranos irascibles hay personas débiles y asustadas. Y esto es algo que debes tener muy presente si quieres saber cómo ser más masculino. La sombra surge a partir de traumas sufridos durante la niñez.

Estas heridas emocionales se irán manifestando progresivamente durante la adolescencia, y se mantendrán durante la edad adulta, a menudo decidiendo los arquetipos con los que un hombre se asociará en mayor medida.

Si reprimimos las heridas en el subconsciente y negamos su existencia en nuestro interior, nos convertiremos en víctimas de una sombra.

Esta sombra anhela reintegrarse en el todo, por lo que cuando reprimimos esta atracción hacia la unidad, abrimos la puerta a un mayor dolor en nuestras vidas.

Ésta es la premisa que forma la base del trabajo de Carl Jung:

“Por desgracia, no puede haber ninguna duda de que el hombre es, en su conjunto, menos bueno de lo que cree o de lo que quiere ser.

Todo el mundo lleva consigo una sombra, y cuanto menos se manifieste en la vida consciente de un individuo, más oscura y densa será.

Si una debilidad es consciente, uno siempre tendrá la oportunidad de corregirla.

Además, influirá constantemente en otros aspectos de la vida, de manera que siempre estará sujeta a cambios.

Pero si se reprime y se aísla de la consciencia, nunca se podrá corregir”.

“Psicología y Religión” (Carl Jung)

Todos los hombres, tanto si lo admiten como si no, pueden sentir en su interior una o varias sombras de arquetipos.

Por lo tanto, es importante que un hombre no se sienta asqueado por este aspecto de su ser.

La energía neutral

No debería rechazarlo ni compensarlo en exceso fingiendo ser alguien que no es. La energía que uno siente nunca es correcta o incorrecta, sino neutral.

Pero cuando uno juzga dicha energía y se resiste a ella, se pervierte. Esto es algo muy importante para saber cómo ser más masculino.

Por ejemplo, si uno se resiste a su Guerrero porque quiere verse a sí mismo como un espectador inofensivo e inocente (algo habitual cuando se crece con unos padres demasiado protectores), entonces el deseo instintivo de imponer su voluntad se convertirá en algo peligroso.

Habrá juzgado su agresividad natural como algo siniestro e inmoral. Pero esa energía permanecerá en su interior, sólo que se habrá corrompido.

Este hombre, que habrá reprimido su deseo natural, se mostrará como un pusilánime pasivo-agresivo.

Pero ésta es una expresión de masculinidad inmadura y a menudo destructiva.

Realinearse

Para conseguir su plenitud, esta persona debe realinearse con el deseo masculino natural de abrirse camino en el mundo.

Si no nos enfrentamos a las sombras de nuestra psique, nos veremos forzados a enfrentarnos a ellas en el mundo exterior.

Así que para evitar proyectar nuestros males en los demás, debemos reclamar dichas sombras como nuestras.

Potencial destructivo

Sólo cuando hayamos asumido la responsabilidad sobre nuestras debilidades podremos aprender a neutralizar su potencial destructivo.

Cuando la sombra se integra en nosotros mismos, sentimos que somos individuos más afortunados, plenos y poderosos.

Y las personas que nos acompañan en nuestras vidas nos parecerán menos repulsivas y más humanas.

Los arquetipos juegan un importante papel en las vidas de todas las personas.

Así que si somos conscientes de estos patrones y de los símbolos que manifiestan, podremos experimentar una expansión de nuestra consciencia.

Es nuestra responsabilidad ser conscientes de las fuerzas ocultas que presionan a nuestro subconsciente. Nuestro único propósito consiste en arrojar luz dentro de nuestra oscuridad.

Y en esta época de información y despertar, tenemos la oportunidad de satisfacer los ancestrales deseos de nuestro interior, de equilibrar la carga de la civilización con nuestra naturaleza más primitiva.

Y al redescubrir los arquetipos del hombre y la sabiduría de tus ancestros, sabrás cómo ser más masculino y podrás curar la salud y la reputación de la masculinidad.

masculinea

Me llamo Pau y aunque no soy sastre, escribo a medida para ti.

  • Uno de esos calvos, con una barba a la que cuidar.
  • Me considero minimalista, así que estudio bien qué comprar.
  • Llevo un equipo de asesores de imagen para hombres certificado por las mejores escuelas de moda.
  • A parte de escribir en Masculínea, también administro la comunidad.

¿Con dudas sobre moda masculina?

hombre

Nuestro pequeño equipo de asesores ha ayudado ya a decenas de lectores :)

Que sepas que tu edad o estilo no importan.

Contacta con un asesor de imagen de Masculínea y potencia tu propia manera de vestir.

Únete a nuestra comunidad

Manténte a la moda con nuestro boletín

Mira mi Instragram personal.

Entérate de todo apuntándote al boletín

¿Te aviso cuando publique un nuevo artículo de moda masculina?

* Uso la plataforma MailChimp para gestionar los suscriptores. Si pulsas el botón de suscripción aceptarás que tus datos se transfieran a MailChimp para poderte enviar emails de acuerdo con su política de privacidad y términos (leerla).