Durar más en la cama: con estos trucos aguanto más haciendo el amor

masculinea Me llamo Pau y aunque no soy sastre, escribo a medida para ti. Como soy calvo, necesitaba algo a lo que cuidar, así que me dejé barba. Soy minimalista así que estudio bien qué comprar.

Artículo actualizado en agosto, 2019

¿Cómo durar más en la cama? El tiempo medio de lo que aguanta un hombre es de 5-7 minutos, pero el 50% tarda menos de 2 minutos en correrse…

Haré referencia a estudios y datos que he encontrado y que para facilitar la lectura adjunto al final del escrito.

Y cuando hay anonimato, se admite. La respuesta más popular a una encuesta de Reddit sobre “cuánto duras en la cama normalmente” fue de 1-2 minutos.

Tenemos un problema, pero también solución.

La duración ideal de correrse es de entre 10 y 25 minutos, y el 80% de los hombres no puede lograrlo.

Tanto los hombres como las mujeres quieren que las relaciones dure algo más. No hace falta aguantar horas sin parar como si fuera una maratón, pero a los hombres nos falta la capacidad de control para hacerlo.

Yo tuve este mismo problema, pero todo tiene solución.

Puedes desplegar un poco de mi historia sobre este tema pulsando aquí, o puedes seguir leyendo.

Dependiendo de la situación, sólo podía durar unos 5 minutos. Incluso menos si estaba con una chica que me hacia «demasiada gracia»…

Lo probé TODO para mejorar ese tiempo. Finalmente, averigüé lo que funcionaba y me informé todo lo que puede para durar cada vez más y acercarme al tiempo ideal.

Averiguarlo por mi cuenta fue un horror. Los consejos que circulan por Internet acostumbran a ser escritos por falsos gurús que intentan vender algún producto que ellos mismos han creado.

Por esto he hecho los deberes: hablaré de cómo durar más en la cama, pero también de los trucos y motivos. Por qué esforzarse. Influyen algunos factores psicológicos, ejercicios y demás.

Vamos a ello.

Cómo durar más en la cama

Hay tres cosas que hago para «entrenar». Se tratan de jugar con la mente, el cuerpo y la lógica.

A veces uno no quiere depender únicamente de objetos y quiere entrenar y forzar su cuerpo a durar más haciendo el amor.

Estos son los pasos que he seguido para tardar más en correrse.

Paso 1. Ejercicios en solitario para durar más

Recomiendo hacer ejercicios de kegel y ensayar tocándote la zambomba.

Hay que dedicarle un poco de tiempo en ambas.

Ejercicio 1: kegels y kegels invertidos (menos de 10 minutos al día)

Si sólo tuviera que hacer una cosa, haría esto.

La mejor manera de mejorar el control es fortalecer los músculos que la controlan.

Tiene sentido, ¿no?

Vamos a ver como se hacen:
  1. Sacarse la ropa.
  2. Colocar uno o dos dedos en la piel que se encuentra entre las piernas detrás de los huevos y delante del agujero negro. Ya me entiendes.
  3. Ahora hay que imaginar que se está intentando dejar de mear. Flexionar ese músculo. Es el músculo que se flexiona cuando se quiere hacer que el nabo “baile” cuando está duro.
  4. Se debería sentir cierto movimiento donde hay puestos los dedos.
  5. No hay que flexionar el culo como si se estuviera intentando enseñar los glúteos, tampoco las piernas, ni tampoco hay que flexionar los abdominales. Únicamente ese músculo.
  6. ¿No queda claro? me voy al baño a mear, y a media acción «corto» el riachuelo. Es ese.

Se llama músculo pubocoxígeo, o músculo PC, y aunque puede controlar el flujo de orina, también controla cuando tardo en correrme.

Fortalecerlo hará durar más en la cama haciendo el amor.

Incluso permite que nos detengamos antes de alcanzar el “punto de no retorno” y lograr «enfriarnos» para no acabar.

Todo lo que hay que hacer para entrenar esos músculos PC es realizar ejercicios de kegel, que consisten en flexionarlo de manera repetida.

kegel
Con la animación se ve más claramente.

También ejercicios de kegel invertidos, que consisten en empujar con él repetidamente.

Pero, igual que con cualquier músculo, no se puede hacer lo mismo una y otra vez esperando que se vuelva más fuerte. Hay que ir incrementando la dificultad.

Casi como una sesión rutinaria de gimnasio de pocos minutos (yo lo hago mirando series o YouTube).

La mejor manera de lograrlo es usando Apps:
  • Iphone: mi favorita es Stamena, que proporciona instrucciones específicas sobre el tiempo que uno tiene que tensar y presionar. También hace hincapié en las distintas velocidades.
  • Android: la alternativa sería Kegel Trainer.

A más a menudo, más se aumentará de nivel en la app.

  1. Con esto puedo aguantar presionando durante más tiempo y haciendo más repeticiones. Se ven mejoras importantes en la durabilidad de correrse alrededor del nivel 8.
  2. Yo configuro un recordatorio en la app para que me avise un par de veces al día. Así no se me olvida cómo durar más en la cama. De hecho con una vez al día sería más que suficiente, pero depende del compromiso de cada uno.
  3. Cuando llegué al nivel 20, reduje los ejercicios y me puse en «modo mantenimiento». Pero como con cualquier músculo, al dejar de usarlo se debilitará.

Ejercicio 2. Tocarse y controlar cuando «acabar» (10-30 minutos al día)

Lo que no sabía es que para entender cómo durar más tiempo haciendo el amor tenía que tocarme de manera distinta.

Los dos extremos que no me han servido son:
  • Mirar vídeo en internet casi a diario y tocarme con lo que me ponga más. Resultado: no durar más de 4 minutos.
  • Probé el NoFap (no tocarse) durante 90 días. A la última semana me llevé a una chica a la cama y pobrecita. Me duró «dos puñaladas» lo juro… Descartado.

El primer punto es el más habitual para la mayoría de hombres.

Tiene sentido que si al tocarme pienso en cosas que me ponen burrísimo, acabando en 2 minutos, no tendría porque ser diferente estando en compañía de una chica.

Me impuse una nueva regla para tocarme: nada que dure menos de 10 minutes.

Al principio no importa si tengo que mirármela durante 8 de estos. No está permitido correrse hasta pasados los 10 minutos. Según aumentó mi comodidad con este tiempo, lo subí a 15 y después a 20.

¿Qué se soluciona con esto? Despliega pulsando aquí.
Qué se soluciona con esto

El problema es que iba en línea recta a acabar. Para durar más en la cama haciendo el amor hay que cambiar la mentalidad: el objetivo no es correrse: es durar.

Es decir, que cuando estoy apunto de llegar y que no estoy en mi franja de «tiempo deseado», paro un segundo y me enfrío un poco.

Es lo que se conoce como edging.

Básicamente es controlar el «gustazo final» y para implementarlo en «mis sesiones en solitario», lo que incorporé fue:

Estos pasos:
  1. Empiezo a masturbarme y llego al 7 (un 10 es el máximo en la escala de excitación)
  2. Paro y me relajo hasta un 5
  3. Subo a un 8, paro de nuevo y baja hasta un 6
  4. Paso a 9 y bajo a un 7
  5. Subo a 9,5 y bajo otra vez a 7.
    Un 9,5 es justo antes del punto de no retorno en el que sé que no hay nada que pueda hacer.
  6. Repito el ciclo de 9,5 a 7 una y otra vez hasta que se pase de 10 minutos.

Entonces me puedo soltar, y me daré cuenta de que esto también hace que mis «gustazos» sean mucho más fuertes.

Para frenarme sigo la siguiente técnica:
  • Apretar con FUERZA los músculos PC como si estuviera haciendo un ejercicio de kegel intenso. Mantenlos durante al menos 10 segundos, aunque cuanto más los mantenga, más me relajaré.
  • Pensar en algo distinto.
  • Cambiar la forma de tocarme (evitando la cabeza del nabo) en vez de parar por completo.
  • Respirar profundamente y con el diafragma (con el estómago).
Mis principios en solitario son:
  1. Sólo me toco cuando veo que mis sesiones pueden durar de 10 a 30 minutos. De lo contrario ni empiezo.
  2. No lo hago cada día ni tampoco me fuerzo. Sólo lo hago cuando las ganas naturales surgen.
  3. Me saco la ropa, me tumbo en la cama y en vez de agarrármela intento simular al máximo posible un encuentro. Ideal tener una «almohada especial«, para doblarla y simular que estoy en ello mientras miro algún vídeo chulo (y largo).

Idealmente, uno debería combinarlos todos, pero es buena idea empezar con uno y agregar los demás hasta que se convierten en algo automático.

Es bastante tentador dejarse llevar cuando se está en un 9,5 en la escala de placer, pero saber cómo durar más en la cama haciendo el amor significa implicarse individualmente primero.

Después se pueden pasar a los siguientes consejos.

Recomendaría leer este artículo que me he currado con calma. Pero para los que tienen prisa (empezamos bien…), he hecho un vídeo resumen de los consejos más rápidos y fáciles de implementar.

Pero como no, recomiendo guardar este artículo y asimilar al detalle todo lo que he escrito.

Paso 2. Trucos para aguantar más en la cama

Entrenado lo anterior supe cómo durar más tiempo haciendo el amor, pero descubrí que se pueden agregar más cosas.

Las siguientes cuatro estrategias mejoran capacidad de contención, aplicando al dormitorio los mismos principios que estuve usando para tocarme.

Orden estratégico de preliminares

Los preliminares suelen seguir este orden, porque las mujeres normalmente esperan que los hombres inicien la siguiente etapa.

Lo que normalmente se hace:
  1. besos o caricias
  2. bajar al pilón (de la mujer)
  3. que te bajen al pilón
  4. meterla

El problema con este orden es que se pasar directamente de una intensa estimulación.

Mejor orden:

Lo que se quiere es empezar en un 4 o un 5, ¡no en un 8!

  1. besos o caricias
  2. estimularla manualmente
  3. que te bajen al pilón
  4. bajar tu al pilón
  5. meterla
Despliega algunos detalles más sobre esto pulsando aquí.
  1. A modo más detallado: cuando te bajan al pilón, se llega al 9,5 se le dice «para».
  2. Nos intercambiamos y por lo tanto me voy enfriando mientras la estimulo oralmente a ella. Así ya consigo que llegue al climax mientras yo estoy menos caliente.
  3. Cuando llego suficientes veces a los picos, tener un periodo de enfriamiento con estimulación mínima mientras estimulo a la chica oralmente, aumenta notablemente mi duración.
Alternativa: dependiendo de lo largos que sean estos periodos, puedo «acabar» cuando me la están chupando, y justo entonces ponerme a comerle la patata a ella mientras me recupero para la ronda dos (que dura más).

Usar posturas para controlar el climax

Enfriarse durante los preliminares es fácil, pero mientras estás «en acción» la cosa cambia.

No quiero estar continuamente parando y empezando porque es frustrante para ambos.

En vez de eso, controlo mi corrida cambiando las posturas.

Algunas harán que me excite más rápido, y otras más lento.

Es una combinación de:
  1. fricción (más = más rápido)
  2. dirección del movimiento (empujar = más rápido, de atrás hacia delante = más lento)
  3. control (me muevo yo = más rápido, se mueve ella = más lento)
  4. mi postura (de pie = más lento, apoyándome con los brazos con la postura típica = más rápido)

Una postura con sus piernas más cerradas (más fricción) y en la que se empuje estando tumbado (como en la postura de toda la vida) es muy estimulante y se llega al final antes.

postura típica
He pecado de sólo hacer esto e intentar terminar lo antes posible.

Pero una posición con sus piernas abiertas y conmigo de pie o arrodillado es mucho menos estimulante. Lo mismo si ella está encima moviéndose de atrás hacia delante, de vez de moverse de arriba a abajo.

Si eres mayor de edad y quieres ver una imagen de lo que quiero decir, pulsa aquí.

El significado “de atrás hacia delante” (en oposición a “empujando”), es aclaratorio al pulsar aquí.

Hay que encontrar las posturas de “estimulación baja” y de “estimulación alta”.

  1. alta = 5 o un 6 en la escala de placer
  2. luego cambio a posturas de estimulación baja cuando se esté en un 8 o un 9 para bajarlo.

Importante: mientras se haga el cambio ¡a apretar los músculos PC!

Respirar lentamente con el diafragma

La manera de respirar también afecta a lo rápido que me corro.

Circula por internet eso de que uno se puede engañar siendo más feliz si sonríe más. Pues lo mismo pasa con durar más en la cama.

Nos podemos excitar más o menos cambiando la respiración.

A considerar:
  • Si quiero relajarme, ralentizo mi respiración y me aseguro de respirar con el abdomen usando mi diafragma.
  • Respirar rápidamente con mis hombros y el pecho es lo que hago cuando estoy a punto de terminar.
  • Si hago esto mi cuerpo, le haré pensar que estoy a punto de correrme.
  • Si respiro como si estuviera bien, entonces estaré bien.

Saco barriga

Pues sí. A veces veo que me queda poco para terminar y hincho el estómago.

sacando barriga
Este soy yo sacando barriga (ya claro…).

Intento que la compañera no me vea porque si no vaya look. Para cubrirlo un poco me acerco a ella a besarla, y si me está dando la espalda pues no hay nada que ocultar.

Apretar cuando estoy cerca

Los primeros tres consejos me ayudan a permanecer en un 5-9. Pero, ¿qué pasa cuando llego a 9,9? ¿hay alguna manera de parar el torpedo?

Para esto sirve en el entrenamiento de los músculos PC.

Al fortalecerlos lo suficiente, todo lo que tenía que hacer para volver de ese “punto de no retorno” era dejar de empujar y apretar CON FUERZA, como en una flexión de kenel larga.

Cuanto más aprieto, más me relajo. Con la práctica, durar más en la cama es posible. Paso de estar al estar de un 9,9 a un 6 o un 7 en unos pocos segundos, y agrego otros 5 minutos a la sesión.

El truco está en que funciona mejor cuando se está más cerca de finalizar, así que hay que tener unos cuantos tiros fallidoss. Pero con la práctica, se empezará a notar cuándo es el mejor momento para apretar y controlar el climax.

Paso 3. Mejorar mi psicología amorosa

Si hago el amor pensando que no voy a durar mucho tiempo, no lo haré. Dejar que influya cualquier tipo de inseguridad en mi capacidad como hombre hará que me corra mucho más rápido de lo que quiera.

Desde un punto de vista biológico, tiene sentido: la inseguridad estresa.

El cuerpo sabe que estoy estresado. Esto sugiero que no estoy en un entorno muy seguro para estar sin ropa. No demasiado inteligente si tengo que defenderme.

Mi cuerpo lo entiende así: si duro menos, estaré menos tiempo siendo vulnerable.

Así que el tontaina me hace terminar más rápido o incluso impidiendo que se me levante.

Tengo que abordar esto con una perspectiva positiva y segura sobre cómo voy a rendir.

¿Si no tengo pareja? Es mejor ceñirse a los pasos 1 y 2, pero si se tiene alguien con la que se «practica» habitualmente, hay un truco que muchos olvidan.

Hablar con mi compañera

¿La mejor forma de lograrlo? Hablar con mi pareja sobre ello.

Si saco el tema de mis preocupaciones sobre lo que duro y de que quiero trabajar con ella para mejorar, no pensará que soy un perdedor.

Al contrario.

Su opinión sobre será más positiva porque querré mejorar esta parte de la relación.

Lo hice. Me miró a los ojos, me sonrió y me dijo «you are so cute». (Sí. Me van las extranjeras que pasa).

Hablar con nuestra pareja no es algo que nos tendría que avergonzar. Mantener una actitud abierta sobre ello resuelve muchos problemas.

Lo que es mejor, cuando me abro de esta manera y empiezo a trabajar en ello, hay efectos colaterales positivos en otras áreas de la vida. Mejora la comunicación y la confianza con ella, pero también en mí mismo.

Por qué durar más tiempo haciendo el amor

El motivo evidente es que «hacerlo» es divertido. No tendría que explicarlo.

Pero más de una vez he oído la siguiente historia pero en diferentes versiones.

“Tuve un par de citas increíbles con una chica impresionantes que conocí en Tinder. Al final de la segunda nos acostamos, y sólo duré un par de minutos cuando estaba dentro de ella. Ni siquiera se corrió. Al día siguiente dijo que quizás debíamos ser sólo amigos… Supe que tenía que ser por lo que pasó en la cama. Se cargó completamente la confianza que tenía en mí mismo con las chicas”.

Y hablando de esto… ¿Has visto los trucos Tinder que utilizo?

No quiero tener una cita y estar preocupándome sobre cómo durar más en la cama. Tampoco quiero preocuparme de perder a una mujer genial por no poder cumplir. Hace daño sentir que no estoy satisfaciendo completamente a mi pareja.

Acabar con la inseguridad

La duración de nuestras sesiones es una fuente de gran inseguridad para un montón de hombres (especialmente los que están por debajo de los 5 minutos), y puede afectar gravemente a la percepción que tienen de sí mismos.

Y otra amiga sacó a colación este ejemplo de una de sus amigas:

“Estuve saliendo un poco con un chico, y me gustaba un montón. Pero cuando lo hicimos terminó en 60 segundos. No podía afrontar una relación de esa manera, de modo que rompimos”.

Durar más tiempo haciendo el amor en sí no debería ser una fuente de inseguridad, y bajo ningún concepto debería ser un motivo para acabar con una relación.

Ayudar a mi pareja a llegar a acabar

Menos del 25% de las mujeres alcanzan el climax de manera habitual durante sus relaciones. Creo que toca ponerse las pilas.

Hay un montón de aspectos a considerar para hacer que lleguen al «final»:

  • Las posturas
  • La conexión emocional
  • Su estado mental
  • Si me he duchado ese mismo día
  • Los preliminares

Pero nada de eso importa si me corro en menos de 2 minutos.

Rara vez he oído que una mujer termine en menos de 2 minutos (aunque me pasó una vez), de manera que si quiero darle tanto placer como el que yo tengo (posiblemente más), hay que empezar a durar más en la cama y durar más haciendo el amor.

Durar más en la cama: con estos trucos aguanto más haciendo el amor
5 (100%) 2 votes
durar más en la cama

¿Con dudas sobre moda masculina?

Si es personalizado nuestro asesor de imagen de Masculínea te responde en los comentarios o te hace un presupuesto. También nos puedes seguir en las redes:

Mira mi Instagram

Puedes unirte al grupo de Facebook

O mirar mi canal de YouTube de moda y lifestyle.

¿Te aviso cuando publique un nuevo artículo de moda masculina?

* Uso la plataforma MailChimp para gestionar los suscriptores. Si pulsas el botón de suscripción aceptarás que tus datos se transfieran a MailChimp para poderte enviar emails de acuerdo con su política de privacidad y términos (leerla).